El PP impide que se ahorre un 20% en sueldos del Ayuntamiento que irían a atender la emergencia social

El Alcalde y sus concejales han bloqueado la propuesta de la oposición de ahorrar en sueldos y destinar ese dinero a comedores escolares y las necesidades más urgentes de los sectores más vulnerables de la población

El partido gobernante en nuestro municipio juega con los márgenes de la ley una vez más. A pesar de que la legislación vigente establece que tras la constitución de los ayuntamientos hay un plazo máximo de 30 días para aprobar su organización interna -nombramiento o no de “cargos de confianza”, la formación de las comisiones informativas y hasta la aprobación de los sueldos de los cargos políticos- el equipo del PP en el Consistorio sigue impidiendo que se cumplan esas medidas ¡tres meses después!

¿Cuál ha sido el problema, por qué no se han respetado los plazos marcados por la ley? El Alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, máxima autoridad institucional local, es paradójicamente el responsable de que esto haya sucedido, que no se haya aplicado la ley. Pérez se encontró con un rechazo de parte de la oposición a su intento de subirse aún más el sueldo, elevándolo de 3.500 euros mensuales, en 14 pagas, a 3.800 euros, una cifra aún mayor a la que en un principio anunció Manuela Carmena que cobraría como Alcaldesa de Madrid (3.457 euros). La propuesta del PP contemplaba igualmente subir a 2.100 euros mensuales -casi el doble que hasta ahora- los sueldos de sus concejales con dedicación parcial. También preveía el nombramiento -a dedo por supuesto- de un nuevo “cargo de confianza”. El PP pretendía “vender” públicamente la imagen de que había habido un “recorte” en los presupuestos en materia salarial, un “ahorro”, lo que es cierto, pero ocultaba que eso se debía exclusivamente a que en esta nueva legislatura cuenta con sólo 10 concejales y no 14 como en la anterior. Aún aumentándose los sueldos, el presupuesto, claro, era menor que cuando eran 14 concejales. ¡Esa es la forma en que el PP entiende la transparencia!

De momento se mantienen los sueldos políticos del mandato anterior: 3500 euros para Alcalde y Tenientes de Alcalde y 120 euros para concejales de la oposición

Pero el señor Alcalde y su equipo, hasta hace pocos meses acostumbrados a gozar de una mayoría absoluta, se han encontrado con que ahora tienen una oposición más amplia y contundente. Y esta oposición no le ha dejado pasar por alto su maniobra, proponiendo una alternativa a ella que sí intentaba, e intenta, recortar salarios políticos y destinar ese ahorro a un Rescate Ciudadano, para atender los gravísimos problemas de primera necesidad que enfrentan los sectores más vulnerables de la población galapagueña.

La propuesta alternativa de Cambiemos Galapagar

El señor Alcalde y su grupo de concejales se alarmaron al ver hasta qué punto podían verse afectados sus bolsillos con la propuesta presentada por Cambiemos Galapagar y otros grupos de la oposición en el Pleno. ¿En qué consistía esa propuesta? En un principio Cambiemos planteó, en reuniones con el resto de la oposición, rebajar a 2.100 euros el sueldo del Alcalde y cambiar el resto de salarios políticos hasta ahorrar un 35%, dejando en cero los cargos de confianza. Sin embargo, para que las cosas salgan realmente adelante desde la oposición, es necesario llegar a propuestas consensuadas y dialogadas que los 11 concejales estén dispuestos a votar. Es así como tras mes y medio de negociaciones se fue construyendo una propuesta conjunta de rebaja salarial de más del 20%, cero cargos de confianza y un Plan de Rescate Ciudadano urgente, que incluya desde la ampliación de la edad de los niños beneficiarios de los comedores escolares en vacaciones, hasta paliar la pobreza energética y otras medidas para cubrir la actual emergencia social. Cambiemos y la mayoría de grupos de la oposición querían instar a los Servicios Sociales a que elaborasen un proyecto de Rescate Ciudadano concreto y acorde a las necesidades del municipio en el que usar parte del nuevo ahorro.

Pero ninguna de estas medidas ha podido salir hasta ahora adelante porque el PP ha decidido postergar, sin fecha, la discusión de este tema, al igual que el de la organización del Ayuntamiento, seguramente por el miedo a perder sus privilegios económicos.

Cambiemos Galapagar también desarrolló propuestas sobre la remuneración económica de los concejales de la oposición. Nuestro municipio es uno en los que la oposición se encuentra con mayores dificultades materiales, en infraestructura y retribuciones para realizar su labor con dedicación efectiva. Hasta la última legislatura, los concejales de la oposición recibían exclusivamente 120 euros por su participación en los plenos, uno al mes, no importando en absoluto el tiempo dedicado en el mes al seguimiento de todos los temas cotidianos de la vida municipal, en el estudio de informes, elaboración de documentos alternativos, recopilación de demandas ciudadanas, etcétera.

Sin derecho al uso de un despacho compartido al menos, ni otra remuneración que esos 120 euros mensuales, la oposición se encuentra ante una situación de notoria inferioridad de condiciones para realizar su labor, sobre todo frente a quienes se embolsan hasta 3.500 euros mensuales, como vienen haciendo los concejales tenientes de alcalde del PP. Para dar respuesta a este problema desde Cambiemos Galapagar se propuso que todos los concejales, sin exclusión, trabajasen al menos 15 horas semanales, y que se remunerase también a los concejales de la oposición con 650 euros mensuales. Ésta fue la propuesta elegida por preferencia y que gozó de mayor consenso dentro de la oposición, aunque nunca se descartó la otra opción que contempla la ley: que en vez de remunerar por horas de trabajo se pague por la asistencia a órganos, como el Pleno.

Nuestra formación ha buscado el diálogo sobre este y otros temas de interés para Galapagar con los otros cuatro grupos de la oposición, todos necesarios y representativos del sentir de distintos sectores de la población. También hemos dialogado, claro, con el PP gobernante. Ésta será la manera de trabajar los próximos años, ahora que ha terminado el imperio de las mayorías absolutas. A pesar de ello, el Alcalde y el Parido Popular, desde el Gobierno tienen mucho más margen de maniobra, y es así como tres meses después de constituido el Ayuntamiento, resultante de las elecciones del pasado 24 de mayo, el Consistorio sigue sin constituir su organización política inicial para funcionar los próximos años.

Al PP no parece preocuparle la legalidad vigente, ya que el señor Alcalde y su equipo han aprovechado estos meses de retraso para seguir cobrando los mismos sueldos de los que gozaban en el mandato anterior, una decisión totalmente irregular. Ninguno de estos detalles han sido explicados a la opinión pública por el PP. Todo lo contrario, han tergiversado las informaciones a tal punto que llegó a acusar a la oposición de querer aumentar sus retribuciones a costa de los impuestos de los vecinos, mientras el equipo gobernante, según su versión, “ahorraba” en salarios.

Facebooktwittergoogle_plusredditmail