¿Dónde ha ido destinado ese exceso de gasto Sr. Daniel Pérez?

El Gobierno del partido popular de Galapagar incumple la regla de gasto de la Ley Montoro en 2017 a pesar de ser uno de los ayuntamientos que menos gasto destina a inversión social.

La Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera del 27 de Abril de 2012 fue aprobada con los votos de PP, CiU, UPyD y UPN, e impide a las administraciones aumentar el gasto público más allá de una tasa de referencia basada en el crecimiento de la economía española, lo que se conoce como “regla de gasto”. Esto  imposibilita a los ayuntamientos y diputaciones incrementar la inversión a pesar de que cierren sus cuentas con superávit: obligatoriamente el remanente de tesorería debe emplearse en amortizar deudas e impide a estos gobiernos apostar por unos presupuestos expansivos.

El cálculo de la tasa de referencia lo establece el Ministerio de Economía y se basa en el crecimiento del Producto Interior Bruto de medio plazo de la economía española que se fijó para 2017 en el 2,2%. Ningún municipio, por mucho ahorro que haya logrado, puede presentar unos presupuestos con aumento del gasto superior a esas cifras.

En el caso de Galapagar el gasto computable del ejercicio 2017, una vez aplicados los correspondientes ajustes, ha ascendido a 18.570.212,11, lo que representa un exceso de 651.007,60 respecto al límite marcado por la Regla de Gasto para 2017 (más del 3,5% de exceso respecto al gasto total). En otras palabras, el PP de Galapagar se ha gastado 650.000 € más de lo que la ley permite, mientras que Galapagar está considerado un municipio pobre en inversión social.

 

El gobierno del Partido Popular se escuda en una anómala ejecución del presupuesto de 2016 derivada de:
1.- La existencia de unos presupuestos prorrogados para el año 2016, pero obvia que impidió la votación de enmiendas a su proyecto de presupuesto, motivo por el que fue condenado por vulneración de los derechos fundamentales de las concejalas de la oposición.
2.- La liquidación del presupuesto de 2015 con un remanente negativo de tesorería de casi 1.500.000 euros detectado por la Intervención Municipal a primeros de 2016, al que sólo se puso remedio a finales de 2016 bloqueando el dinero disponible para gastar, tras un requerimiento del Ministerio de Hacienda.

Desde Galapagar en Común-IU y Cambiemos Galapagar siempre nos hemos mostrado contrarios a la aplicación de la Regla de Gasto ya que nuestros “Ayuntamientos del cambio” han demostrado que gracias a una buena gestión de dichos consistorios se puede transformar un déficit estructural de las cuentas municipales en superávit y reinvertir ese dinero en partidas destinadas a inversión social.

Sin embargo, en el caso de Galapagar queremos recordar que desgraciadamente nuestro ayuntamiento encabeza la lista de las corporaciones madrileñas más pobres en inversión social en 2016, ocupando a su vez el quinto de España en cuanto a menor inversión en esta materia.

Por eso nos preguntamos dónde está ese exceso de gasto de 651.007,60 €, y a la vista de los datos conocidos y que ha sobrepasado el exceso del límite gasto permitido, queremos que nos explique cómo ha sido la gestión presupuestaria, a parte de ineficiente y antidemocrática.

Esta situación se agrava cada vez más porque el PP la mantiene en el tiempo y su gobierno no es capaz de aprobar unos presupuestos participativos, debatidos y consensuados con el pleno de la corporación. Y este año 2018, los presupuestos aprobados por una cuestión de confianza, son un calco de los del 2017

¿Hasta cuando Sr. Daniel Pérez?

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditmail